Tras finalizar el encuentro en San Carlos de Apoquindo, Javier Torrente se mostró consciente de la situación en que se encuentra el equipo. Además, destacó la entrega de sus dirigidos, a pesar de las expulsiones que condicionaron el compromiso.

“Las expulsiones gravitaron en el once contra once, nos costó el partido y Católica ganó merecidamente” expresó el  técnico evertoniano respecto al resultado final. “Pusimos el mejor equipo que teníamos en este momento y se entregó todo lo que pudo, pero el rival fue superior”, agregó.

En otras reacciones, el portero Oro y Cielo, Cristopher Toselli, se refirió al encuentro, fue autocrítico y declaró: “La expulsión desvirtuó el encuentro y no pudimos mantener el marcador ante un gran rival. No tuvimos un muy buen desempeño, pero el equipo tiene compromiso y unión”.

“Somos conscientes del momento en que estamos, lucharemos para sacar adelante esta situación. Ahora, tenemos dos partidos de local que son importantes para ganar confianza y volver al triunfo”, añadió Toselli.

De ésta forma, el elenco viñamarino reconoció que se perdió ante un difícil oponente. Sin embargo, tienen claro que el objetivo sigue siendo sumar puntos como sea; y sobre todo en los próximos dos encuentros en donde quieren hacer valer su localía y reencontrarse con el triunfo.