El del domingo, fue un partido espacial para varios. Ante Cobresal, por Copa Chile, el Oro y Cielo no solo volvía a jugar tras cerrar la primera rueda del Campeonato Nacional, sino que también significó una serie de debuts en el primer equipo, como fue el caso del defensa de la Sub-19, Sebastián Pereira.

Al igual que técnico Javier Torrente y su compañero de categoría, el arquero Carlos Moreno, Sebastián vivía un partido especial al defender por primera vez el plantel de honor de Everton. Y pese a que fue un complicado compromiso ante el cuadro minero, el joven defensor asegura que en la cancha del Estadio El Cobre se sintió cómodo.

“En el viaje y en el hotel estaba ansioso de que llegara luego el partido, donde tocando un par de pelotas ya me sentí tranquilo. Sí estuve ahogado por el tema de la altura, pero me sentí bien. Mis compañeros me ayudaron y me dieron confianza, así que me sentí bien”, relata Pereira.

En cancha, Sebastián demostró sus condiciones que hoy lo tienen como uno de los titulares indiscutidos en su categoría, un hecho que ahora es una realidad gracias a que ha superado un camino lleno de obstáculo y que, incluso, no comenzó en las cadetes Evertonianas. De hecho, su historia como futbolista tiene su inicio en Valparaíso, defendiendo los colores de Santiago Wanderers.

“Llegué en 2012 a probarme con el profesor Ilich Reyes, él me dejó acá. Venía de no jugar en las cadetes de Santiago Wanderers y vine a probar suerte para ver si tenía continuidad. Aquí, el ‘profe’ me tuvo más o menos desde octubre hasta enero viéndome antes de dejarme. Llegué a la Sub-13”, recuerda el oriundo del Cerro San Juan de Dios.

– ¿Cómo te has sentido durante todos estos años en Everton?

Me he sentido cómodo, acá me siento como en casa. Llevo siete años acá y han sido buenos, o sea, he pasado buenos y malos momentos, pero como todos no más.

– Ahora te tocó debutar en el primer equipo, pero en la Sub-19 han tenido un buen semestre. Incluso hoy son punteros exclusivos…

El profe Jonathan (Orellana) trabaja muy bien todos los partidos, lo vive bien y hemos recibido bien el mensaje como equipo. Subieron muchos compañeros chicos y se acoplaron bien al equipo y a lo que quería el profe. Hemos hecho una buena campaña, y si bien tuvimos un tropiezo en dos partidos, algo que nunca antes había pasado, el triunfo del fin de semana nos deja metidos arriba. Ahora jugamos contra Colo Colo, un rival directo, entonces si ganamos quedamos casi clasificados (a play-offs).

– ¿Es el gran objetivo del equipo salir campeón este semestre?

Obviamente salir campeón es lo más importante para el grupo, pero vamos paso a paso y pasando objetivos. El próximo objetivo es Colo Colo y veremos en el camino los objetivos que debemos ir superando.

– Ahora que debutaste en el primer equipo, ¿cuáles son tus próximos objetivos?

Primero quiero mantenerme y seguir en el plantel, que es lo que todos peleamos acá, y ganar más confianza para poder ser opción. Quiero trabajar de la misma manera que me llevó a mi debut.

– Para cualquier jugador que lleva tantos años en el Club debe ser un sueño el jugar en el plantel de honor…

Es un sueño de niño debutar, mi familia estaba muy expectante, ellos son mi apoyo incondicional en los buenos y malos momentos. Ahora se dio y estoy feliz por eso. Quiero seguir ir sumando en el plantel y seguir trabajando para ir quemando etapas paso a paso, seguir jugando y luego ver qué pasa, porque esto es incierto.