Las jóvenes figuras del Oro y Cielo, Pedro Sánchez (19 años) y Benjamín Rivera (19), están consientes de que el título logrado con la categoría sub 19 fue fruto del esfuerzo y trabajo. Ellos entienden que la labor que se ha hecho en las juveniles del club ha sido un factor determinante y clave en su paso al primer equipo; en donde ya suman minutos y roce en los entrenamientos comandados por Javier Torrente.

Sánchez siente el significativo compromiso de traspasar su experiencia a los más jóvenes. “El buen desempeño no es casualidad, se está trabajando bien, pero tenemos una responsabilidad importante y dar el ejemplo a los más chicos. Junto con mis compañeros tenemos que ser un aporte para ellos”, afirmó.

En cuanto a la su rotación en las inferiores y el plantel estelar, el volante se mostró motivado y dijo: “Siempre está la disposición y las ganas de consolidarme. Todavía me queda tiempo en la juvenil y si me necesitan o me toca jugar lo haré con las mejores ganas para repetir el campeonato”.

Rivera, en tanto, se mostró consciente de las posibilidades que tiene de sumar minutos bajo las órdenes de Torrente en el Torneo Nacional. “Veo difícil que el profesor vaya a arriesgar poniendo a un juvenil. Pero, en los momentos que nos necesiten estaremos dispuestos a hacerlo de la mejor manera, vamos a dar el cien y sentiremos la camiseta”, cerró el mediocampista evertoniano.