A 24 horas del partido de vuelta ante Caracas, el equipo Oro y Cielo reconoció el campo de juego y nuestro entrenador asegura que  pesar del resultado en Viña no hay nada cerrado.

Mañana martes se disputará el encuentro entre Everton y Caracas por la primera fase de la Copa Conmebol Sudamericana y en el equipo viñamarino ya palpitan el duelo. De hecho, hoy una vez terminado el entrenamiento, el plantel se dirigió al Estadio Metropolitano de Cabudare para el reconocimiento de cancha.

Recordar que el equipo venezolano llega con ventaja por el resultado obtenido en el Estadio Sausalito, pero eso no es impedimento para que los dirigidos por Pablo Sánchez salgan a buscar el partido acá en Cabudare.

“Estamos con mucha ilusión, mucho optimismo. No podemos negar la dificultad que tenemos por delante teniendo en consideración el partido de ida. Pero estas son oportunidades únicas de jugar torneos internacionales”, señaló Pablo Sánchez.

Por su parte, Cristián Suárez aseguró que “estamos con muchas ansias y sabemos que tenemos la obligación de marcar más de un gol. Jugaremos en un campo de juego que también va a ser difícil, no está en las mejores condiciones. Pero trataremos de hacer lo mejor posible para lograr el objetivo que es seguir pasando esta fase”.

Sobre el rival, el entrenador argentino fue claro: “hoy tienen la ventaja y defensivamente es un equipo muy ordenado, por lo cual, la ventaja más orden defensivo para nosotros va a ser una ecuación difícil de resolver. De todos modos son 90 minutos, confiamos en nuestros jugadores, en nuestras posibilidades y vamos a tratar de aprovecharlas”.

El partido está programado para este martes 6 de marzo a las 20:45 horas (21:45 horas en Chile) y podrás seguir todos los detalles a través de nuestras redes sociales.

¡Vamos Everton!