No fue el cierre de año que esperaban en el plantel de Everton, pese a contar con mucha bajas, los viñamarinos hicieron un buen compromiso, pero se les escapó la victoria en el último suspiro.

Diego Ruiz se encontró con el gol en esta última jornada, pero no alcanzó para aplacar la desazón de los puntos que se les fueron en el final del juego. “La verdad que con mucha bronca, era un partido que estaba dominado, si bien ellos nos metían pelotazos al área, no nos complicaban mucho. Es la suerte que nos ha faltado todo el torneo como visitantes, no se nos dio, porque teníamos un partido abrochado y nos empatan en la última jugada”, comentó el ‘Tanque’.

El trasandino siente que la igualdad no se ajustó al trámite del compromiso y señala que “no fue un empate justo, porque nos estaban metiendo (en nuestro terreno) sólo con pelotazos, pero se estaban resolviendo bien en el área, además nosotros tuvimos un par de chances en el segundo tiempo que no pudimos definir”.

Everton deberá buscar el equilibrio en las fechas sucesivas, para poder meterse de lleno en la pelea por el ascenso. “De local hicimos una campaña perfecta, pero de visita nos faltó esa suerte para poder sumar más puntos. Muchas veces no fuimos capaces de abrochar partidos que nos hubieran permitido avanzar más en la tabla”, puntualiza Diego.

Ahora el plantel tendrá unos días de vacaciones y luego encararán la segunda parte del año y debutarán en la segunda rueda ante Coquimbo Unido en condición de visitante. “Estamos tranquilos y esperamos que el torneo que viene se nos den más resultados fuera de casa, continuar con la gran campaña que tuvimos de local y pelear lo que queremos”, cerró Diego Ruiz.