Campeonas en 2008 y 2009 y seis veces subcampeonas en Primera División. También segundas en la Copa Libertadores de 2010. El historial que arrastra el fútbol femenino de Everton está marcado por grandes logros, razón más que suficiente para la rama vuelva a ganar fuerza y así retomar el camino de los títulos, disputando torneos nuevamente bajo el alero del Club.

El proceso puede ser lento, pero para 2019 ya se espera que las Oro y Cielo vuelvan a brillar con luces propias, tal como sucedió hace casi una década, cuando fueron el primer equipo en ganar un certamen organizado por la ANFP y las primeras chilenas en participar en un torneo internacional.

Es por eso que el técnico de las Evertonianas y además campeón en 2008 y 2009, Mario Vera, ve con optimismo el futuro que se adelanta para el equipo, pensando en que actualmente luchan por un lugar en la parte alta de la tabla de posiciones, incluso habiendo ganado el Clásico Porteño ante Santiago Wanderers hace un par de semanas.

“Se ha armado un equipo para competir y poder quedar en Primera División, que es el primer objetivo. Eso es lo que tenemos que pelear este año y eso mismo nos llevó a tener que, después de años, vivir esta transición para que el equipo sea totalmente íntegro del club en 2019. Hoy ocupamos las instalaciones y tenemos la ayuda del club, pero no íntegra aún. Nosotros como profesionales y parte del club, somos los que estamos iniciando esta transición”, comenta el también DT de la Sub-15 Oro y Cielo.

Foto: Facebook Everton Futbol Femenino

– ¿Cómo resumiría el comienzo de año para el equipo adulto y la Sub-17 en el Campeonato Nacional?

Se inició bien el año y qué mejor que la semana pasada, después de cuatro años, se vuelve a ganar un clásico porteño a Santiago Wanderers, y en ambas categorías. En ese sentido, las chicas de estas nuevas generaciones ya empiezan a tener el gustito a ganar los clásicos y partidos complicados. No hay nada más bonito que ganar un clásico y, en ese sentido, se empieza a retomar una sana costumbre, que era ganar y volver a posicionar a Everton en los primeros lugares.

– El equipo participaba en los distintos torneos, pero ahora debería haber un cambio por el proceso que se vive. ¿Qué se puede esperar ahora, que volverán a entrenar bajo el alero del Club, por así decirlo?

Hoy es mucho más competitivo, en el sentido de que todas las jugadoras que están con nosotros están por condiciones, y a eso hay que sumar un método de trabajo que implementa Everton. A través del Grupo Pachuca hay una forma y una identidad de juego, en la cual hay 20 jugadoras que también están dentro de los planteles femeninos, lo mismo que hacemos en el fútbol joven lo vamos a replicar en el equipo femenino.

– ¿Cuáles son los objetivos del Fútbol Femenino Oro y Cielo?

La primera meta es posicionarnos en Primera División y luego ir detrás de Colo Colo. Yo creo que en 2019, cuando lo tome íntegramente el Grupo Pachuca desde lo económico, vamos a poder hacerlo mucho más potente, porque hoy se da una base para poder pelear mañana, que es lo que me entusiasma a mí para volver al fútbol femenino.

– De todas formas, no es un proceso que se lleve a cabo de un día para otro…

Sí, es retomar lo que habíamos hecho anteriormente, como cuando fuimos los primeros campeones en 2008. Pronto se cumplen 10 años de ese campeonato, entonces está en la ambición del proyecto, yo creo que eso es en lo que nos enfocamos hoy: primero a dar una base para solidificar este proyecto y después derechamente ir a competir con Colo Colo, que es lo que queremos como Everton.

– En los Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018 la jugadora de Everton Ignacia Vásquez formó parte de la Selección Femenina Sub-20. ¿Es también un objetivo aportar nombres a la Roja?

Ya tenemos jugadoras que han estado en selección, entonces en ese sentido, la idea es aportar y, así como hoy vemos en una selección que va al mundial a nueve jugadoras que vistieron la camiseta de Everton, de las cuales dos salieron de acá, como Ámbar Soruco y Yesenia López, hay que tratar de hacer lo mismo con otras muchas otras jugadoras. Siempre es bonito ver que las jugadoras que salieron de Everton están a un nivel de elite, ya sea en selección o jugar afuera. Eso es reconfortante para nosotros, así que en ese sentido nos pone feliz que Ignacia Vásquez esté constantemente participando en selecciones menores, al igual que Valentina Saavedra. En ese sentido, poder insertar jugadoras selección también es el objetivo. Los resultados positivos llevan muchas cosas de la mano, y si somos protagonistas, habrá niñas en la selección, eso es algo que nosotros esperamos.