En el CDE el elenco Oro y Cielo llevó realizó un intenso entrenamiento pensando en aprovechar el receso, por fecha FIFA y Copa Chile, de cara a las dos últimas fechas que restan de Campeonato Nacional. Además, el cuadro viñamarino prepara un partido amistoso ante O’Higgins de Rancagua para este sábado 10 de noviembre a las 11:30 horas, a puertas cerradas.

Los auriazules realizaron un calentamiento en pasto natural, con práctica de fútbol en pasto natural y equipo completo. La idea es no perder el ritmo de lo que han hecho en los últimos partidos, según informó el técnico Javier Torrente.

El duelo amistoso programado ante los celestes será de dos tiempos, cada uno de 45 minutos y con diferentes equipos. En estas tres semanas de receso, los Oro y Cielo siguen ensayando de cara a las próximas dos finales, ante Palestino y San Luis en la lucha por la permanencia en el torneo local.

Así, el elenco auriazul no pierde tiempo y se prepara con todo para asegurar la permanencia en Primera División, bajo las instrucciones de Torrente. Los ensayos no paran en el CDE y el equipo ha dejado todo en cada entrenamiento por conseguir el objetivo.

¡Vamos Everton! 💙💛💙