Luego de una dura temporada, el elenco Oro y Cielo logró el objetivo que se propuso al iniciar la segunda rueda del Campeonato Nacional, confirmar la permanencia en Primera División. Así, bajo la dirección técnica de Javier Torrente, los viñamarinos lograron un repunte importante que lo dejaron en el undécimo puesto del torneo, con 34 puntos.

El segundo semestre fue un verdadero despegue para los auriazules; en donde se ubicaron en el quinto puesto con 25 puntos; siete partidos ganados, cuatro empates e igual cantidad de derrotas. Su rendimiento, solo fue superado por Universidad de Chile, Deportes Antofagasta y el actual campeón Universidad Católica.

Además, fue el segundo equipo más goleador de la segunda rueda, con 24 goles; por debajo de Audax Italiano con 27 tantos.  Sin embargo, los malos resultados de la primera rueda impidieron que el equipo terminara ubicado en puestos más arriba de la tabla general.

En cuanto a goleadores, Patricio Rubio quedó ubicado en el sexto puesto de anotadores el Campeonato con 12 goles, en 23 partidos disputados (1935 minutos en cancha). No obstante, su disciplina no es la mejor ya que registró un total de 10 tarjetas amarillas y 2 rojas.

Por otra parte, Dilan Zúñiga fue el jugador que más minutos sumó en cancha vistiendo la camiseta Oro y Cielo, con 2.603 minutos. En segundo lugar, se ubicó Cristián Suárez con 2.520’. Mientras que en el tercer puesto quedó ubicado Juan Ezequiel Cuevas con 1.969’.

En cuanto a los juveniles, el elenco viñamarino sumó 2.302 minutos con jugadores Sub 20 en cancha. Destacó en primer lugar Benjamín Rivera que jugó 971’, luego Pedro Sánchez con 561, Alex Ibacache con 555’, Matías Leiva con 200’ y Alexander Concha con 15.

De esta forma, el elenco Oro y Cielo culminó un año de contrastes. Por un lado, con un mal primer semestre y por otro con una segunda rueda de repunte, con goles y buen rendimiento. Así, Everton de Viña del Mar cerró la temporada, logrando el objetivo, asegurando la permanencia en la división de honor.

¡Vamos Everton! 💙💛💙