En la madrugada del día domingo, el plantel Oro y Cielo viajó hasta Bogatá, para luego, en horas de esta tarde, llegar hasta Paipa, lugar que será su centro de operaciones antes de viajar mañana a Tunja, lugar donde enfrentarán la vuelta de la primera fase de la Conmebol Sudamericana.

Tras arribar a eso de las 14:30 horas de Chile a suelo colombiano, el plantel de Everton se hospedó durante toda la tarde de domingo en Bogotá, jornada en la que descansó luego del largo viaje, entrenó en la tarde, y además recibió visitas ilustres como las de Ricardo Navarrete y José Miguel Vial, embajador y cónsul nacionales en suelo cafetero.

Este lunes, el plan de preparación para el duelo de vuelta de la Conmebol Sudamericana, donde los Oro y Cielo visitarán a Patriotas Boyacá, en compromiso programado para el día martes a las 20:45 horas en el Estadio La Independencia de Tunja, vivió su segunda etapa: El viaje a la localidad de Paipa, segunda escala viñamarina en Colombia.

Fueron poco menos de tres horas de viaje las que la escuadra evertoniana se trasladó por vía terrestre al pueblo que será su centro de operaciones previo al duelo clave. Nubes grises que combinan con el azul del cielo fueron la bienvenida que dio el distrito de Boyacá a la comitiva Oro y Cielo, quienes a eso de de 16:30 horas de Colombia llegaron a destino.

Escondido entre las montañas, frente a un hermoso lago, a 2.525 kilómetros de altura sobre el nivel del mar, y lo más importante, apenas a 30 minutos de Tunja, se encuentra el Hotel Estelar de Paipa, locación que actuará como base central de los dirigidos por Pablo Sánchez antes del duelo de mañana.

“Se acerca el día de partido y toma más relevancia la etapa en la que estamos. Hay mucho entusiasmo, ya estamos aquí, ellos creen mucho en su condición de local, sabemos que no va a ser para nada fácil, pero creemos en este plantel y queremos estar a la altura de las circunstancias”, comentó “Vitamina” Sánchez antes de partir rumbo a Paipa,

“No le tememos a la altura”

Las diferencias climáticas entre Paipa y Tunja prácticamente no existen, por lo que estas horas de aclimatación serán claves de cara al duelo a disputarse mañana ante Patriotas. Sin embargo, para los jugadores Oro y Cielo, este factor no será fundamental de cara al trámite del juego.

Sin ir más lejos, el volante mexicano Iván Ochoa, fue enfático al señalar que “no le tememos a la altura, lo comentamos ayer con mis compañeros, ya entrenamos en Bogotá, que también tiene mucha altura y no hay gran diferencia. Nos hemos preparado toda la semana con charlas para darnos cuenta que el tema de la altura no es más que un mito y así enfocarnos de lleno en este partido tan importante”

En la misma línea, el defensor Matías Blázquez aseguró que “el viaje ha sido bastante bueno, este tipo de instancias entre compañeros se valoran mucho. Sabemos que a lo mejor el clima puede ser complicado, pero en la cancha ese tipo de cosas se olvidan rápidamente y nosotros solo estaremos preocupados de mostrar un buen juego y llevarnos la clasificación a Viña”.