Bastante conforme se mostró el técnico del Oro y Cielo, Javier Torrente, con el partido que planteó el equipo ante Cobresal. Si bien aseguró que esperaba poder llevarse el triunfo, el empate no es un mal resultado, pensando en que el próximo viernes se buscará en casa la clasificación.

Así, el estratega argentino, que además vivió su debut oficial en la banca de Everton, sostuvo que “tuvimos un partido bueno, con solo seis días de trabajo. En la primera presentación, con muchos juveniles, tuvimos un buen partido y podríamos habernos quedado con algo más que el empate”.

“Tuvimos jugadas como para ganar el partido, creo que sufrimos un remate de media distancia que el arquero controló bien y la pelota pegó en el palo, pero no nos generaron demasiado peligro. Estoy feliz porque el equipo entregó todo en la cancha y se brindó por la gente que vino, la camiseta y para salir de la posición en la que estamos”, agregó.

Mientras que respecto al duelo de vuelta ante los mineros, advirtió que “no es un partido facil, sabemos que enfrentamos a un rival complicado y que viene en la punta del ascenso. Sabemos qué clase de futbolistas son y tiene con qué estar peleando como lo hace en el ascenso. Tendremos que repetir un partido como el de hoy, con mucha paciencia e inteligencia, e intentar concretar las jugadas que tenemos”.

En tanto, el lateral Camilo Rodríguez se cuadró con las palabras del técnio, señalando que viajaron a El Salvador pensando en el triunfo, aunque la paridad no le viene mal a un equipo que formó con varios juveniles y que está viviendo un proceso de cambios debido al nuevo cuerpo técnico.

“Fue un partido muy complicado donde ellos en casa se hacen fuerte. Por el tema de la altura buscan sacar ventaja, pero lo supimos llevar y nos llevamos un empate que es favorable porque podemos cerrar la llave en casa”, comentó Rodríguez tras el compromiso.

Al respecto también opinó el delantero Patricio Rubio, quien destacó que “hicimos un partido correcto, a lo mejor en el segundo tiempo merecimos un poco más, creo que tuvimos las más claras y no logramos concretarlas. Hicimos un partido correcto, con muchos jóvene y otros que estaban debutando, quienes lo hicieron muy bien”.

Además se refirió a su condición de capitán, explicando que “es una responsabiliadd linda, el ‘profe’ quería que fuera su estandarte dentro de la cancha y creo que lo demostré corriendo, apoyando a mis compañeros y hablando, que es algo que quizás nos faltaba un poco. Eso fue importante”.

Finalmente, se refirió al partido de vuelta ante los mineros, advirtiendo que deberán aprovechar la condición de local en el Estadio Sausalito, donde espera jugar con la hinchada Oro y Cielo apoyando al equipo durante todo el partido.

“Es una linda revancha, en nuestra casa y esperamos que vaya mucha gente. Creo que podremos sacar esta llave adelante y poder pasar”, cerró el ariete.