Algunos jugadores que venían con molestias físicas sumaron minutos y los juveniles también fueron un gran aporte en esta jornada de fútbol.

La delicada situación que afecta al país ha obligado a modificar actividades planificadas y ha provocado la determinación de la ANFP de suspender las últimas dos fechas del Campeonato Nacional. Es por esto, que esta mañana Everton de Viña del Mar recibió en el CDE a Unión La Calera para compartir una serie de duelos amistosos, que le permitieron a ambos equipos retomar el ritmo futbolístico.

El balance de la jornada fue muy positivo por el accionar de ambos equipos y porque algunos de nuestros jugadores volvieron a pisar el campo de juego.

Se jugaron cuatro tiempos de 35 minutos cada uno, con un marcador final de 3-3, en donde Maximiliano Cerato y Walter González en dos oportunidades anotaron para el Oro y Cielo.

Además, volvieron a sumar minutos Benjamín Rivera, Marcos Velásquez y Camilo Rodríguez, sumado a los aportes de los juveniles Alejandro Henríquez, Kevin Figueroa y Gian Franco Lillo.

Maximiliano Cerato se mostró muy satisfecho por el encuentro y remarcó lo importante que es no perder la forma y la idea que se ha venido mostrando, pero además, destacó la importancia de la suspensión de estas dos fechas de fútbol. “Es algo necesario, no se puede jugar al fútbol en estas condiciones, hoy necesitamos que el país esté mejor, que la gente sea escuchada y que ojalá se puedan resolver las cosas de la mejor manera porque la gente hace mucho tiempo viene sufriendo”, afirmó.

La figura evertoniana agregó que “estamos contentos que se puedan ir sumando los jugadores, por ejemplo a Camilo lo vi muy bien, al ‘Chano’ también con lo del dedo que no fue fácil para él, ya que está saliendo de un momento difícil, Benjamín también viene de una lesión importante en el pie, así que hoy pudieron hacer fútbol, sumar minutos y sumarse al ritmo ya que estos seis partidos que se nos vienen van a ser finales y los necesitaremos a todos”.

Por otra parte, el técnico evertoniano Javier Torrente aseguró que “por suerte pudimos combinar con Calera, hacer buenos minutos de fútbol formales con árbitro y un buen entrenamiento. Nos sirvió para volver a trabajar el ritmo futbolístico del primer equipo y también nos sirvió para que los suplentes pudieran sumar más minutos de fútbol y empezar a recuperar a los que vienen con lesiones y tratar que vayan agarrando el ritmo que necesita la Primera División”.

Además, el estratega se refirió a la situación que está afrontando nuestro país, en donde espera que los reclamos de la gente sean escuchados y pronto se solucione todo de la mejor manera. “Es muy acertado que se pare el fútbol, que se pueda ocupar primero de lo importante que es que vuelva la calma al país, que se puedan atender los reclamos de la gente correctamente y que se encaucen estos reclamos en medidas que le permitan a la gente vivir mejor” , comentó el técnico argentino.

Sobre los jugadores que se están recuperando de molestias físicas, Javier Torrente contó que “Álvaro está muy cerca de aportar en gran nivel como él nos tiene acostumbrados y los otros van agarrando ritmo que es importante y que se pongan a tiro físico y futbolístico lo antes posible para que puedan aportar al equipo”.

Otra de las cosas que se vieron fue el aporte de los juveniles, lo que viene siendo una tónica en el armado del equipo por parte del cuerpo técnico y las oportunidades que se les brinda a las próximas generaciones: “se vieron bien, nos aportaron, creo que es importante ir sumándolos para que vayan entiendo el ritmo de la Primera División, pero también sabiendo que son juveniles que tienen que adaptarse”.