Las nuevas instalaciones Oro y Cielo cuentan con un nuevo mecanismo de entrenamiento único en el país e implementado en grandes clubes del mundo, el cual incrementará la fuerza muscular de los jugadores y disminuirá al mínimo las opciones de sufrir una lesión.

Durante la mañana de hoy, Pedro Cedillo Martínez, presidente de Everton de Viña del Mar, junto a Gustavo Dalsasso, Director Deportivo, Carlos Molinos, Jefe de Proyecto y Nicolás Valdés, arquitecto del proyecto, realizó la inauguración del Centro Integral de Alto Rendimiento y Rehabilitación Oro y Cielo, emplazado en las dependencias de Reñaca Alto.

La ceremonia comenzó con un discurso del mandamás evertoniano, dando la bienvenida a las autoridades presentes, entre ellas se encontraban la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, el Director de la Casa del Deporte Javier Aravena, los concejales Macarena Urenda, Rodrigo Kopaitic y Jaime Varas, autoridades de la ANFP, prensa regional, jugadores y parte del equipo de la familia Oro y Cielo.

“Justamente hoy estamos reunidos para anunciar un nuevo hito que hace relación a la mejora continua de instalaciones e infraestructura para toda nuestra familia Oro y Cielo y que además viene a contribuir a nuestro proyecto institucional en el futuro a la comunidad evertoniana y viñamarina”, comenzó diciendo Pedro Cedillo.

Las nuevas instalaciones evertonianas están destinadas al mejoramiento del entrenamiento de todos nuestros jugadores, además de realizar una rehabilitación mucho más rápida para todos aquellos que lo necesiten.

“Les presentamos el nuevo Centro Integral de Alto Rendimiento y Rehabilitación Oro y Cielo (CIARR). Al interior de este edificio, nos encontraremos con un centro de entrenamiento distinto a lo que conocemos, donde se trabajará bajo la supervisión del Departamento de Ciencias del Deporte, liderado por Robert Paredes”, continuó el presidente del club.

A su vez, se explicó a todos los presentes, que este nuevo centro viene siendo una innovación en nuestro país, gracias al uso de una nueva metodología de entrenamiento, la cual está enfocada en poder copiar los movimientos que se realizan en el terreno de juego, para que así los jugadores puedan entrenar toda esa musculatura y descienda de manera considerable el riesgo de sufrir alguna lesión en el futuro.

“Una metodología de entrenamiento distinta y no convencional, llamada isoinercial y que será presentada con nuestro profesional en las dependencias del CIARR. Además, al interior se trabajará de la mano con la nueva clínica Oro y Cielo, liderada por el Dr Christian González Jofré”, agregó Pedro Cedillo.

También se hizo hincapié en el compromiso social que mantiene Everton con la comunidad, nuestros hinchas y la ciudad de Viña del Mar en general. Destacando que los planes a futuro son poder abrir todas estas nuevas instalaciones de entrenamiento y clínicas para que el público pueda utilizarlas cuando se necesite.

“Como siempre estamos comprometidos con la ciudad, con este proyecto esperamos que en el futuro la clínica pueda ser abierta al público, cumplir con las condiciones para poder hacer la apertura para la gente y poder aportar en el lado social como siempre lo hemos hecho”, destacó el mandamás Oro y Cielo.

Para finalizar su intervención, Pedro Cedillo destacó la labor de la ANFP y el apoyo que se le ha brindado al Club y al fútbol chileno en general para poder tener las mejores implementaciones que puedan contribuir al desarrollo de nuestros jugadores y el fútbol nacional en general. “Hoy en día en una situación tan difícil en Chile, en el fútbol chileno, también agradezco a la ANFP que está completamente comprometido con la industria y con el Club”.

Luego de las palabras del presidente, se le dio la palabra a Gustavo Dalsasso, quien se sentía muy orgulloso por las nuevas ampliaciones y ayudas que se le entregaban a los jugadores del fútbol joven y que espera sea una muy buena forma de apoyarlos tanto en la parte física como técnica de su desempeño.

“Para nosotros es un día más que significativo e importante, ya que no solamente agrandamos lo que es infraestructura, sino que también tener la posibilidad de tener un grupo humano y multidisciplinario, donde son las personas idóneas encargadas tanto de la parte física como de la rehabilitación”, comentó el otrora arquero Oro y Cielo.

Una vez terminado el discurso, se invitó a las autoridades presentes, a la familia Oro y Cielo y a los medios de prensa a realizar el clásico corte de cinta tricolor para dar por inaugurado el CIARR Oro y Cielo. El acto, liderado por Pedro Cedillo, contó con la presencia de la alcaldesa de Viña del Mar, donde juntos realizaron el corte del listón, para dar por inaugurada la nueva dependencia evertoniana.

Posterior a este acto, se invitó a los presentes a conocer el nuevo centro de entrenamiento y clínica de rehabilitación, donde pudieron apreciar a nuestros juveniles utilizando las nuevas máquinas e implementaciones que los harán tener un mejor rendimiento dentro de la cancha y los protegerán del riesgo de lesiones.

La alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, manifestó su alegría en la inauguración de este nuevo centro de entrenamiento y rehabilitación, señalando que “estoy muy contenta de estar esta mañana en el complejo deportivo de nuestro querido Everton. También felicitarlo porque este es un complejo que está cada vez mejor y hoy día con esta implementación de un gimnasio con la última tecnología, creo que vamos a tener grandes jugadores y por supuesto esperamos mejores resultados”.

Desde la arista de la rehabilitación, el Director de Ciencias del Deporte Robert Paredes comentó que “esto sirve para rehabilitar más rápido a los jugadores, debido a que al trabajar tanto la parte concéntrica como excéntrica del músculo, se provoca que distintos grupos musculares trabajen”.

“Todos los equipos son excéntricos, favorecen la fuerza excéntrica y concéntrica del jugador, tenemos dos YOYO cónicas, tenemos ocho poleas y dos cuadriceras. Esto nos va a permitir mejorar a nuestros jugadores en la parte física y así poder obtener éxitos deportivos en nuestro Club”, agregó Paredes.

Christián González Jofre, Director de Ciencias de la Salud manifestó el beneficio que tendrá este nuevo CIARR para las fuerzas básicas del club. “Todo esto nos ayuda en el entrenamiento y rehabilitación de las series inferiores y de los jugadores del primer plantel. Lo esencial de estas máquinas isoinerciales es que trabajan las dos partes del movimiento (excéntrica y concéntrica) y eso básicamente para los jugadores, es que tiene mayor conciencia de su articulación y musculatura, lo que previene un montón de lesiones”.