Everton llegó el día viernes hasta El Salvador para enfrentar una de las visitas más arduas que ofrece el campeonato chileno: Visitar a Cobresal en el Estadio El Cobre. Desde las 15:30 horas del día siguiente, es que los once jugadores Oro y Cielo comenzaron a jugar el duelo que tuvo tres lanzamientos penales, dos a favor del local y uno para nosotros. ¿El saldo final? Un empate a un gol y el crecimiento de un invicto que ya se estira a ocho jornadas.

Con la intensidad y buen toque que caracterizan al Everton de Pablo Sánchez, es que desde los primeros minutos de partido se vio como nuestra escuadra dominaba a un elenco local que salvo algunos pelotazos, casi no llegaba al área Oro y Cielo. A los 26 minutos de partido, Wilson Morelo ponía justicia en el marcador anotando desde los doce pasos su tercer tanto del campeonato.

En la segunda mitad, el cuadro del norte jugó mejor, pero nunca logró superar a un Everton que siguió siendo el controlador del partido. En el minuto 70, Eduardo Lobos se vistió de héroe tapando un penal, lo que parecía sentenciar definitivamente las aspiraciones mineras. Sin embargo, a los 88′, nuevamente se cobró una pena máxima en nuestra, y aunque Eduardo Lobos volvió a contener el disparo, esta vez Gallegos aprovechó el rebote y empató el marcador.

Con una igualdad en su bolsillo, el cuadro Oro y Cielo ya comienza a despedirse de tierras nortinas para comenzar a preparar una semana con un desafío importantísimo. Este miércoles, a las 19:15 horas, recibiremos a Patriotas Boyacá de Colombia por el partido de ida de la primera fase de la Conmebol Sudamericana 2017.