Hasta la complicada altura de la ciudad de Tunja arribó Everton de Viña del Mar con la misión de clasificarse a la segunda ronda de la Conmebol Sudamericana. Los auriazules tenían en frente al complicado y joven equipo Patriotas Boyacá, quien venció por 4-3 en la tanda de penales la ilusión del elenco auriazul.

Los primeros pasajes de partido mostraron que no sería un encuentro fácil. Con la altura en contra, Everton saltó al césped presionando desde el primer minuto, generando contragolpes para llegar al arco de los lanceros y abrir el marcador, que no se pudo concretar. No fue hasta los 33 minutos de juego, cuando el delantero Larry Vásquez convirtió el único gol del tiempo reglamentario que derivó en la tanda de penales para definir al ganador del encuentro.

Tras el triunfo por la mínima de los locales, Patriotas comenzó pateando la serie desde los doce pasos convirtiendo el primer gol, para luego dar paso a Raúl Becerra y a Cristian Suárez para cambiar penal por gol. Un notable tapadón de Lobos en el tercero de los locales esperanzaba a los evertonianos con la clasificación que posteriormente se diluyó en los pies de Steven Almeida y Franco Ragusa que no pudieron convertir, finalizando el marcador 4 a 3.

El cuadro Oro y Cielo realizará su arribo a Chile por la tarde de mañana, para posteriormente dar inicio al periodo de descanso tras una intensa y emocionante temporada que permitió a la familia evertoniana poscionarse en los primeros puestos el Campeonato de Clausura y regresar a una copa internacional.