La jornada doble disputada en el Elías Figueroa Brander de Valparaíso congregó un buen marco de hinchas en una jornada histórica para el fútbol femenino de la región.

El pasado domingo se vivió una nueva versión del “Clásico Porteño” femenino y por primera vez se disputó en el estadio del local Santiago Wanderers en Playa Ancha, donde además se pusieron entradas a la venta, llegando así 1128 espectadores que alentaron con todo a sus respectivos equipos.

En el primer turno, a las 11:00 horas, saltó al gramado el primer equipo del Oro y Cielo, junto al local de la jornada. El partido válido por la primera rueda del campeonato femenino no solo era importante para las evertonianas por lo que significa disputar un encuentro ante el rival de toda la vida, sino que en la tabla de posiciones, las viñamarinas se encontraban a un punto de la zona de play-offs.

En lo futbolístico, nuestra división adulta femenina logró imponerse de muy buena manera frente a las caturras, logrando así un categórico 2-0. Los goles fueron marcados por Carol Negrón y Romina Orellana, marcando una jornada que será inolvidable para las dirigidas por Mario Vera.

Ya a eso de las 13:00 horas, se vivió el segundo partido de esta jornada y las encargadas de dar vida a esta fiesta fue la división juvenil de ambas escuadras, quienes ya se habían enfrentado hace una semana, por la clasificación a  los Binacionales. En esa oportunidad el marcador quedó empatado 2-2 y le significó la no clasificación al torneo a las evertonianas.

Aquel resultado se volvería a repetir, ya que en un apretado partido, el “Clásico Porteño” femenino juvenil terminó 2-2. El partido comenzó con la ventaja Oro y Cielo con el gol de Martina Córdova, pero el árbitro tuvo una participación determinante al cobrar dos penales en favor del local, los cuales fueron anotados por Madelaine Díaz y Ámbar Figueroa respectivamente. Pero cuando el partido ya llegaba a su fin, Catalina Cohen decretó el empate definitivo y la alegría para las evertonianas.

 

Con estos resultados, se sigue sumando la estadística que muestra la superioridad de las evertonianas sobre las wanderinas en el Clásico Porteño femenino. Además, nuestras divisiones quedan en muy buen lugar en las tablas de posiciones, donde la adulta quedó en zona de play-offs y la juvenil quedó muy cerca de la misma.