Cuando habla, el joven volante Benjamín Rivera se escucha conforme, aunque esperanzado en que puede rendir más junto al primer equipo durante el segundo semestre, período en el que buscará seguir sumando minutos y ganando mayor roce en el profesionalismo, luego de que hace un par de semanas debutara en el duelo de ida ante Cobresal por Copa Chile.

Su rendimiento en El Salvador, dice, lo dejó contento. Si bien Everton no logró el objetivo de clasificar a la siguiente fase del torneo local, Rivera sabe que fue un partido que puede ser clave en su carrera, a la espera de lo que decida el técnico Javier Torrente al momento de pensar en la conformación del plantel.

“Debutar era mi sueño. Soy Evertoniano y siempre había soñado debutar acá. Allá en El Salvador fue un partido difícil y entré en un puesto en el que nunca había jugado, pero traté de dar lo mejor y mis compañeros me dijeron que lo hice bien, así que quedé tranquilo. Ahora hay que seguir trabajando porque esto no se queda aquí”, asegura el jugador que también defiende a la Sub-19 Oro y Cielo.

– ¿Cómo se dio su llegada a las series juveniles de Everton?

En 2012, el profesor Matías Febres me tomó en una escuela de fútbol municipal de Villa Independencia y me preguntó si podía venir a probarme a Everton, que lo intentara y que me iba a servir mucho pasarme de una escuela municipal a cadetes.

– ¿Cómo se ha sentido en el Club durante todos estos años?

Acá es como mi casa, me siento bien. En las mañanas vengo a entrenar, tengo mi puesto y todo, así que es casi mi segunda casa.

– Además de jugar en el primer equipo, también compite en la Sub-19. ¿Cómo analiza el buen presente que vive el equipo, considerando que siempre está en la lucha por el título?

Son dos años peleando por el torneo, llegando a una final y una semifinal, y eso para mí y para el equipo es muy fuerte. Cuando después uno llega al primer equipo lo hace con confianza, uno se siente mejor. Todos los profesores, desde la Sub-19 hacia abajo, buscan sus objetivos.

– ¿Cómo adelanta el partido de este miércoles ante Colo Colo, válido por la semifinal del Torneo de Apertura Sub-19?

Ya jugamos de local y empatamos 2-2. Fue un partido muy fuerte, pero nosotros estamos mentalizados en que debemos ir a ganar allá y pasar a la final para tratar de ganar este campeonato porque el año pasado lo perdimos. Este campeonato tiene que ser de nosotros.

– ¿Cuáles son tus metas en el primer equipo, donde ya debutaste oficialmente?

Después del debut ante Cobresal en El Salvador he tomado más confianza  y espero seguir jugando y ser considerado el segundo semestre, aunque lo veo difícil por la situación que está. Pero me siento muy cómodo arriba.