El cuadro viñamarino presentó a su primer refuerzo de cara a la temporada 2019. Bastián San Juan, defensor de 24 años, proveniente de O’Higgins de Rancagua, llegó al CDE para firmar con los auriazules por un año en calidad de préstamo. El defensa se mostró contento y motivado con los próximos desafíos vistiendo y defendiendo la camiseta de la Institución Oro y Cielo bajo las instrucciones del técnico Gustavo Díaz.

“Estoy muy contento de llegar al equipo, es un Club serio que quiere ganar grandes cosas y que tiene gran apoyo de los hinchas, eso me motivó mucho. Años atrás se había dado la posibilidad y hoy se pudo concretar, por eso estoy muy feliz”, aseguró el nuevo jugador Oro y Cielo.

“Soy un jugador muy aguerrido, de buen juego aéreo y alta cobertura. Me entregaré al cien por ciento y lo daré todo por el beneficio del equipo. Espero hacer un gran campeonato y conseguir logros importantes”, agregó el defensor.

San Juan, formado en las inferiores del elenco rancagüino, disputó 13 partidos este 2018, sumó 853 minutos en cancha y anotó un gol con la camiseta celeste. Mostró alta efectividad, con un 70% de las entradas ganadas, 53,2% de los encuentros ganados y 52,4% en los duelos aéreos. Entre sus logros, además de haber llegado al cuadro Oro y Cielo, registra el título del Torneo de Apertura 2013 con O’Higgins y la Supercopa de Chile el 2014 con los celestes.

De esta forma, el cuadro viñamarino comienza a preparase para los desafíos de la temporada 2019. Sumando los primeros refuerzos en la zaga defensiva, el elenco Oro y Cielo se prepara de la mejor forma para comenzar bien el año y dejarlo todo para conseguir los objetivos planteados.

¡Vamos Everton! 💙💛💙